Payola, veneno de la radio

Payola, Veneno de la Radio

Por: Sergio Barbosa

Payola, la primera vez que escuché esa palabra me sonó fea pero nunca me imaginé que tanto. Pensar en los grandes talentos musicales que nacen por hora en Colombia me hace pensar también en que podríamos vivir de esa industria, tal y como lo hacemos, de alguna manera, con el café, el carbón, las esmeraldas y bueno, de manera ilegal, con la coca y la marihuana. Pero es increíble que a pesar de que cada vez que veo La Voz, en sus interminables versiones -no sé cuántas van ya- encuentro talento y muchas personas que sin haberse formado en Berkly College de Boston, tienen todas las condiciones y el talento para convertirse en ídolos capaces de vender conciertos o lograr reproducciones en las plataformas digitales, pero muchas veces no lo consiguen.

Nunca he formado parte del sistema de radio en Colombia, fuera de presentar algunos espacios de cadenas nacionales, no he entrevistado muchos músicos, pero recientemente fui invitado a una fogata en Medellín, Antioquia, en donde la música urbana crece como espuma gracias a fenómenos como J Balvin o Maluma, quienes han logrado la cima del éxito gracias a este género. Obviamente, su vida pública se asemeja a la de las estrellas de cine: viajan, dan conciertos y andan para arriba y para abajo publicando fotos en aviones privados.

¿Qué joven no quiere un futuro así? ¡Cantar, ser asediado por los fans y manejar fortunas dignas de un empresario exitoso con muchos años de carrera! ¡Pues todos!
Pero detrás de ese sueño viene esa corrupción llamada “payola”. Resulta que sonar una canción, lean bien, una vez durante un mes, cuesta 5 millones de pesos. Obviamente, este es un precio ilegal que tienen que pagar los artistas a los programadores de las emisoras para darse a conocer, y como toda corrupción, tiene un número de intermediarios que convierten en limpio y transparente un negocio sucio pues no solo se paga por sonar sino también por no sonar a algún candidato a convertirse en estrella.
Lo increíble es que los cuerpos directivos de las grandes cadenas no hacen nada para evitar que esto pase y ese mercado negro vive de los cientos de jóvenes que hacen lo que sea para cumplir su sueño de ser escuchados en la radio, eso, claro, sin contar lo que cuesta la producción de sonido y el respectivo video.
Desde mi punto de vista, pensaría en legalizar la “payola” y acabar con esa mafia. ¿Por qué no crear una auditoría interna en las emisoras en la que se cobre legalmente por ese servicio? Es cierto, tal vez perjudicaría a los que definitivamente no tienen cómo pagar una tarifa pero haría que el juego fuera más transparente.

Imaginen un emisor de una cadena de radio que le cobra a cada artista 5 millones de pesos por sonar y tiene cinco artistas. Se gana 25 millones al mes, sin ningún esfuerzo, únicamente haciendo el trabajo por el que no debería cobrar algo diferente a su salario.

En este negocio
se mueven muchos
dineros calientes
de personajes
que patrocinan
artistas y lo
de menos es
el talento
Pero de ahí vive un grupo de personajes que hacen el trabajo sucio, todas las transacciones, los contactos y demás corrupción que enturbia las posibilidades para que el talento brille y se destaque por sus propias habilidades.
Es imposible que los dueños de las emisoras permitan que eso pase, lo que me hace pensar en cuántos están involucrados en esta cadena. Cuando les pedí a algunos de los que me contaban la historia que me ayudaran con testimonios me dijeron: “¡Uy no! es que en este negocio se mueven muchos dineros calientes de personajes que patrocinan artistas y lo de menos es el talento”. Eso hace que el tema sea mucho más sórdido.
Mientras exista este mercado negro de “te sueno pero me pagas”, resulta muy poco probable que surja un número importante de talentos para alimentar la industria, y que Colombia, que tiene tantos, siga sonando con todas las glorias de la música que logran romper esta barrera y pasar al otro lado en donde ya no tienen que pagar para que los escuchen.

http://www.másqver.co/index.php/secciones/columna

Participe de la conversación

arrow
0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?