Gordas, felices y rebeldes

Por MAR CANDELA | Corresponsal Colombia

“Entre el glamour y el feminismo”  es la campaña social que lleva todo el año  poniendo el pecho en varios frentes. La revolución de las mujeres para este tiempo debe darse desde el cuerpo, desde la piel, nuestros cuerpos tienen que gritar lo que nuestras bocas por las razones que sea han callado durante tanto tiempo, nos reinventamos porque entendimos el poder de la re significación de nuestra existencia en todos los aspectos de la vida.  En todos los escenarios  laborales. Sociales, profesionales, políticos e íntimos.

Antes de entrar en materia sobre el tema que nos convoca esta vez, quiero agradecer públicamente a la gran diseñadora colombiana de ropa interior talla grande la señora Helena Garzón, que a través de su empresa Curvi Goum, ha  empoderado de su sensualidad y erotismo a cientos de mujeres en el país. Las ha llevado a sentirse seguras de sí mismas en una sociedad que nos quiso imponer que el erotismo y la sensualidad solo eran para mujeres delgadas. Y no es lo único que quiero resaltar, no solo la belleza y calidad de sus prendas, sino la gran visión de Helena sobre la realidad de los cuerpos de las mujeres; ya que ella comprendió que, tanto flacas como gordas, éramos maltratadas en nuestra sensualidad y erotismo, por eso no quiso estancarse en la reivindicación de los cuerpos grandes y extra grandes, sino que también abandero las tallas pequeñas, los bustos menores de la talla 24 y las caderas más angostas que talla S.

Esto es lo verdaderamente revolucionario de esta empresa que rompe los moldes completamente, ya que entiende que no solo las extra grandes sufrimos por el sistema y que las extra chiquitas padecen igual y en esta nota quiero dar a conocer un poco del performance fotográfico que realizamos para esta pedagogía gracias a un talentoso equipo humano  y reconocido. Esta vez el maquillador Luis Muñoz, reconocido por ser unos de los maquilladores estelares de Miss Mundo Venezuela, el fotógrafo colombiano Andrés Reina, quien ha sido un aliado incondicional de Feminismo Artesanal por una década. La puesta en escena de   Paula Andrea Salazar, que no es un hit simplemente por ser una modelo talla grande más en el país, lo es por romper el molde de la edad en una Colombia que sigue empeñada en decirnos que la moda y el glamour tienen edad, cuando en el planeta ya conocemos modelos reconocidas mayores de 60 años.

Ella ha tenido que trabajar duro para demostrar que se puede ser gorda y vieja con estilo y moda, ella, mayor de 40 años, ha impuesto su talento reivindicando desde su realidad todas las formas de ser mujer. Me encanta tener personas diversas respaldando nuestra iniciativa de reivindicar todas las formas de ser mujer y no puedo evitar agradecer al señor Ernesto Aronna,  por darnos lugar de  locación en el teatro que lleva su nombre. Como siempre mi gratitud al señor Sergio Barbosa por dar lugar a este espacio, con los ojos encharcados de lágrimas, llena de emoción, ahora si entro en materia. Esta vez vamos a ponerle el pecho a la gordofobia. ¿Gordo qué? la gordofobia es una patología que consiste en la aversión obsesiva o temor a la gordura y a las personas con mayor peso del que establece como “normal” el consciente social, puede ir acompañado de pocrescofobia, miedo a engordar por terror a la discriminación por obesidad. El adjetivo para referirse a individuos que participan en esta conducta es gordofóbico u obesofóbico   Tal vejación, si bien es penada constitucionalmente, es avalada y en muchos casos promovida por la cultura  social, en términos más simplistas, la gordofóbia es el odio estético hacia las personas obesas.

¿Por qué este odio? porque durante décadas nos dijeron que ser obeso tenía que ver con ser una persona repugnante  y nada más lejano a esa realidad, lo irónico es que, aunque hombres también sufren matoneo si son personas gordas, la presión hacia nosotras las mujeres es mucho mayor. Basta ver en la calle a hombres obesos con mujeres que bien pueden pasar por modelos de pasarelas convencionales; mujeres obesas con hombres delgados poco se ve y cuando pasa es casi un motivo de premiación al buen hombre que se fijó en la “gordita”, ya que gorda es un calificativo despectivo.

Aunque una mujer lo sea, se le dice ‘gordita’ para que suene menos ofensivo, yo Mar Candela soy sobreviviente de los desórdenes alimenticios, mi relación con la comida es un solo por hoy diario y no me avergüenzo decirlo, me costó aprender a disfrutar la comida sin culpas y auto  reproches, aun a veces no soy feliz del todo comiendo, hay días que simplemente comer se me convierte en una pesadilla y otros días tengo un hambre voraz donde me como todo y tengo 38 años. Rechazo la lastima de esa sociedad hipócrita que nos dice que somos libres pero nos sanciona si somos gordas.

Hoy soy gorda, no obesa y desde Feminismo Artesanal interactuó con decenas de mujeres que están aprendiendo a liberarse de los desórdenes alimenticios. Obvio yo no quiero ser gorda, ninguna persona lo quiere y todas las personas sabemos que no está bien ser gordo cuando lo eres por gula y no por contextura, el asunto es que no ayuda el rechazo social.

Paula Andrea Salazar y yo nos hemos comprometido a ponerle el pecho, no solo a nuestra forma de ser interior, sino física con nuestros años e invitar a todas las mujeres a amarse, cuidarse, luchar por verse como quieren, sin violentarse, por placer personal y no para complacer. Espero disfruten nuestras fotos y contemplen un poquito los maravillosos diseños de Curvi Goum con precios al alcance de todas. Somos  gordas y viejas según los estándares impuestos, nosotras nos vemos libres para ejercer nuestro derecho a vivir sin miedo, vamos a seguir apropiándonos de los territorios que nos han negado  para todas sin importar quienes seamos.

Gordas, felices y rebeldes

Gordas, felices y rebeldes

Gordas, felices y rebeldes

Participe de la conversación

arrow
0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?