Empoderando a Colombia

Empoderando a Colombia

Por ARTURO TORRI | Corresponsal Bogotá

Bien es conocido que Franklin hoy por hoy es uno de los más destacados estilistas de nuestro país pero, en esta ocasión, más allá de estilo, Franklin se sentó un rato con nosotros en su salón por el sector del Lago en Bogotá, a hablarnos de sus orígenes y del legado que quiere que la moda colombiana comience a dejar.

Momposino a mucho honor y criado en una familia matriarcal, Franklin creció rodeado de la belleza exuberante de Colombia como escenario cinematográfico y de entretenimiento, viendo su pueblo como un exótico set  y rodeado de mucha estética, sintió el deseo de pertenecer a esta industria de alguna forma, fue así como su discurso fiel y firme a “lo mejor sale desde aquí, no tenemos que buscarlo en otros lados sino explotar lo nuestro comenzó a tomar fuerza“.

Debo confesar que al momento de charlar con Franklin me sentí en una master class donde cada pregunta era respondida con gran elocuencia y una historia muy fuerte, una de ellas fue cuando le pregunté ¿Cuál ha sido el momento más retador de su carrera? a lo cual me respondió con un hoy, se abrió a confesarme que una vez alcanzas lo que soñaste empiezas a ambicionar más duro y tú mismo te exiges en dar lo mejor de ti, en innovar, en no solo seguir adelante sino hacerlo cada vez mejor, en no dar el brazo a torcer porque finalmente la fama es solo un reconocimiento por tu trabajo, pero es cuando de verdad te apasiona lo que haces que tu trabajo no se queda solo en una búsqueda de reconocimiento sino que eso toma un segundo o tercer plano y comienzas a buscar día a día dar lo mejor de ti para tu país y en el caso de Franklin particularmente, empoderar a la mujer colombiana.

Para Franklin el principal problema de la industria de la moda y el entretenimiento en nuestro país radica fuertemente en la enajenación de lo nuestro, en subestimar lo que somos y en tratar de imitar lo que vemos afuera y lo expresó contundentemente con una anécdota muy particular, “Cuando voy a Milán y llevo una mochila arhuaca a un desfile causo mucho más impacto y sensación que llevar el maletín de Gucci que todo el mundo tiene allá y eso les encanta.”

Tenemos tanto que explotar y ofrecer y nos limitamos a copiar lo de otros y es algo que siempre se dice en los espacios de moda pero que pocos llevan a la práctica.

Lo que concluí de la charla amena con este gran personaje fue que para triunfar en este mundo hay que amar lo que se hace, hay que estar orgulloso de nuestras raíces y nuestros orígenes y potenciar esa belleza con la que venimos, hay que dejar a un lado esa mentalidad barata de likes y de fama instantánea y trabajar arduamente por un bien mayor que el reconocimiento personal, amar lo que se hace y para quién lo hacemos.

[ajax_load_more id=”6285520987″ container_type=”div” post_type=”post” sticky_posts=”true” scroll_distance=”120″]

arrow
0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?