Casa tumbada, historia borrada

Casa tumbada, historia borrada

Por NICOLAS MARTINEZ | COrresponsal Latinoamérica

Hace un par de años, hablando con quien era en ese entonces la esposa del embajador de Francia en Colombia, me dijo “un país sin cultura es un país sin historia”. Hablábamos puntualmente de la conservación arquitectónica y de proyectos académicos que la incentivan, una historia que diariamente se borra en las grandes ciudades colombianas.

El punto es claro, nada refleja más la historia de una nación que el paso del tiempo a través de su arquitectura, sus calles, su espacio público, evidencia de su cultura y en grandes metrópolis como Bogotá, son insuficientes los organismos controladores de los parámetros de conservación urbana; al punto de avalar proyectos como la remodelación del aeropuerto internacional El Dorado, demoliendo la torre de control original que contaba con premio nacional de arquitectura de la S.C.A. (Sociedad Colombiana de Arquitectos).

La lista continúa y es infinita pero por nombrar algunos, vale la pena mencionar el edificio sobre la calle 92 contra el que remataba la carrea 9, el amarillo con verde que hizo implosión hace poco sobre el parque El Chico, varias casas en Chapinero Alto, Rosales, Chico, Santa Bárbara y El Refugio. A esto contribuye que, lo poco que queda, como el caso del centro de la ciudad y el eje de la carrera 7, está en abandono absoluto, sin principios de fachadísmo ni proporción en sus adecuaciones comerciales; además se aprueban construcciones que no cuentan con acabados interiores y de fachada adecuados para los sectores a intervenir.

Casa tumbada, historia borrada
Construcciones demolidas barrios Chicó y Rosales

Entonces, la demolición de lo que tiene valor patrimonial, la falta de atención a los predios que quedan y estructuras sin estar bien terminadas, nos sumergen en una atmósfera con una estética fría, desordenada y sin ningún valor ni atractivo visual. Esto también tiene efectos en el atractivo turístico de la ciudad que posteriormente se verá reflejado en la baja de sus visitas extranjeras.

Es válido destacar el trabajo de empresarios y políticos locales, por la conservación y restauración de zonas, como la plaza España o la localidad de Chapinero con la iglesia de Lourdes, hace falta dar ese toque sofisticado con la iluminación que es la encargada de hacer lucir las cúpulas de Cartagena o las puntas de los rascacielos en New York,  aunque todos los esfuerzos se quedan cortos si desde la alcaldía y el I.D.U. (Instituto de Desarrollo Urbano) no se generan planes de contingencia, políticas optimas de conservación y se le da el valor a las edificaciones que deben tener.

El desarrollo de un país incluye la educación, los avances en tecnología y científicos y la infraestructura y  restauración del espacio protagónico de la evolución cultural, algo que, en sentido coloquial, Bogotá y sus inmigrantes no saben de dónde vienen ni para donde van.

Casa tumbada, historia borrada
Casa típica del centro bogotano

arrow
0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?
Translate »